Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Seguimos esperanzados en recibir el impulso gubernamental y nacional que tanto nos prometen, pero que a la larga y como cualquier otra política, está sujeta al condicionamiento de la involuntad y avivamiento de particulares que sacan el mayor provecho de algo que finalmente es de los San Franciscanos.


¿Cuál es la proyección municipal en materia de calidad de vida a futuro? ¿Qué control institucional se ejerce sobre los beneficios que el municipio otorga y debería recibir? y más inquietante aún ¿Dónde está representada la retroactividad que el pueblo de por si debería generar por la explotación de sus propios recursos y sea reinvertido en obras públicas o cubrimiento de necesidades sociales?

 

Estas y otras preguntas, apenas abren el punto a debatir y suscita el análisis requerido para entender ¿qué es lo que tenemos? ¿cómo podríamos llegar a aprovecharlo y optimizarlo? sentados en “la mina de oro” no parecemos entender lo que ello significa para nosotros como San Franciscanos, aun así, otras personas han visto el potencial en materia de infraestructura, proyección turística y urbanística y aprovechando el desinterés, desconocimiento o la poca aplicación férrea de las leyes administrativas, encuentran en nuestro municipio oportunidades laborales y monetarias para implementar sus ideales a costa del poco o inexistente control ejercido por las autoridades competentes derivando en un problema social que de no controlarse, llegara al punto de exceder la capacidad de la comunidad y rebosará la sostenibilidad de los recursos que aún hoy tenemos disponibles.

 

EL ENIGMÁTICO ANTI CONTROL DEL TURISMO Y SUS ACTIVIDADES

 

Es fin de semana, fincas de recreo, turismo informal y eventos varios se preparan para recibir a sus clientes, el modus operandi no parece variar en la forma como operan, buses de turismo llegan a dichos lugares con gran pompa y orgullo, la diversión debe continuar y está disponible para todo aquel que pueda costearlo, la preocupación del turista es quizás no llegar a divertirse o satisfacerse plenamente y en ese caso el plan puede ser variado, inclusive se extiende a actividades que nadie creería se desarrollan aquí, desde montar a caballo, hasta el paseo al río (Lea: Paseo de olla al río uno de los mejores planes en San Francisco https://goo.gl/Odwu3g) o la típica e infaltable caminata al alto de la virgen o sus diferentes veredas, hay de donde elegir, no existe problema alguno con ello.

 

Aun siendo todo lo anterior bueno, es aquí donde debemos preguntarnos a la vista de la situación quién gana realmente ¿el pueblo o los dueños de fincas de recreo particulares? y la cuestión es simple, dichas actividades son netamente individuales, todo el dinero va a parar a manos de estos empresarios, utilizando la benevolencia que otorga el pueblo, sus actividades derivan en buenas ganancias ¿No debería la administración municipal reglamentar, supervisar y controlar el sistema de turismo regido bajo parámetros que el gobierno y Fontour exigen y de este modo recaudar algún tipo de regalías para reinversión social, cubrimiento y necesidades del pueblo, además de creación de puestos de trabajo y oportunidades para la gente?

 

ZONAS AZULES Y PARQUEADERO MUNICIPAL ¿LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DEL DESPEJE VIAL?

 

La reubicación del importante sector transportador en la plaza de mercado, fue un gran suceso que ayudó a despejar las calles y así, mantuvo la movilidad, pero esto no fue por mucho tiempo, esos mismos espacios ahora se han convertido en puntos temporales de aparcamiento de cuanto automóvil llega a estacionar y no es por 5 o 20 minutos, muchas veces este tiempo excede más de dos horas o en el peor de los casos medio día y un poco más, simplemente, cambiamos un problema por otro sin control alguno aplicado solo a fines de semana (Lea: El parqueadero público municipal ¿una necesidad creciente a futuro? https://goo.gl/oTqZNu)

 

¿Debería la alcaldía implementar zonas azules por tarifa de cobro de parqueo, recaudar dinero para obras públicas y programas sociales y así, reinvertir en las necesidades el pueblo además de generar empleo a partir de esta implementación los fines de semana?

 

Las dos situaciones anteriores, abren el camino para empezar a analizar detallada y minuciosamente cómo es que el pueblo tiene la posibilidad de autogenerar sus propios recursos bajo la aplicación de normas nacionales que permitan regular, controlar, supervisar, administrar y optimizar los beneficios que bien pueden conseguirse sin esperar la anhelada ayuda de la gobernación que parece cada día más difícil de alcanzar, generar empleos y empezar a establecer el ordenamiento territorial que tanto pide a gritos el pueblo.

 

¿CUÁL SERÁ EL DESTINO DEL MUNICIPIO?

 

Es hora de empezar a pensar no en cómo llenamos a San Francisco cada día con un mar de gente a futuro, sino en cómo mantener ordenadamente el crecimiento del mismo y así, extender la viabilidad para no perder el buen vivir del que tanto nos ufanamos, si en verdad queremos buscar progreso y crecimiento, entonces empecemos por entender la forma en que ordenadamente nuestro pueblo debe progresar, bajo qué direccionamiento y sobretodo, bajo qué condiciones sociales llegaremos a estar de no hacer cumplir las leyes y dejar todo a la deriva y sin ningún control demográfico ni social.

Escribir un comentario

Bienvenidos y gracias por utilizar el sistema de comentarios.

Tenga en cuenta las reglas de uso:

* No publicar groserías.
* No degradar, amenazar o insultar a ninguna persona.
* Hacer uso moderado y respetuoso de los comentarios.


Código de seguridad
Refescar